Arriba
Logo

#UnVIPenRENATA: James Guapacho en el Politécnico Grancolombiano

image_pdfimage_print

 

Por Claudia Berbeo

Desde hace un par de meses, en RENATA hemos estado conversando acerca de cómo hacer para que las personas, que no conocen la red, puedan tener un acercamiento a su concepto, a sus posibilidades y a sus dinámicas. Entonces surgió la idea de generar un espacio para que los interesados en la tecnología y la investigación del país, se enteren de primera mano de qué se trata RENATA. Así nace #UnVIPenRENATA. En la foto de izquierda a derecha: Germán Montoya, Álvaro Quiroga y James Guapacho.

Y la primera entidad que nos brindó este escenario de encuentro es el Politécnico Grancolombiano, una de las universidades creadoras de RENATA, y convencida hasta sus huesos de su potencial.

Y siendo las 6:10 p.m. de un viernes cultural, se gesta este primer encuentro en donde es evidente el gusto por la tecnología y la educación, en donde la pasión por el conocimiento se nota a leguas, en donde hay entusiasmo en cada tema de conversación. Y es que no es para menos, llega a la sede del Politécnico Grancolombiano, James Guapacho, nuestro primer invitado. Guapacho, como cariñosamente lo conocemos en el mundo digital, es el autor del reconocido blog de tecnología Guapacho.com. Este bloguero experto en seguridad informática, referente de tecnología del país, padre de una milennial  y sobreviviente de la tragedia de Armero, es una persona trabajadora, de tono suave pero reflexivo, y muy contundente en sus observaciones.

Nuestros anfitriones no se quedan atrás. Álvaro Quiroga, Líder de innovación para el uso de la tecnología en Educación, y Germán Montoya, Jefe de infraestructura de TI del Politécnico Grancolombiano. Ambos referentes también en sus áreas, ambos con una amplia historia con RENATA, desde sus inicios, desde cuando las universidades discutían sobre “qué iba primero, ¿el huevo o la gallina? ¿La autopista o la información? ¿La red o los contenidos?”. Y pasó que se decidieron por la red, y por eso hoy existe RENATA.

Recordamos años atrás, cuando esta conversación se daba también para la Internet, y el gobierno y los operadores de tecnología tenían la preocupación de cómo hacer para que la gente, no solo descargara música de internet o consultara su correo, sino que aportara contenidos de manera significativa y lo apropiaran para su beneficio. Y llegaron las redes sociales y detonaron la generación de contenidos multimedia, y algo más importante, detonaron la conformación de redes de personas que ahora se estaban reencontrando, comunicando, compartiendo información de sus vidas y de sus actividades.

Es allí donde nuestra conversación se tornó más interesante, al apuntar hacia lo que para ellos es el gran potencial de RENATA, la red de personas que la conforman. Y es que sí, RENATA es una red con unos estándares tecnológicos bárbaros (hipervínculo a sección de infraestructura de portal RENATA) que permiten hacer cosas que no se pueden hacer por Internet comercial, pero es también una red que conecta a las universidades y a entidades interesadas en la investigación y en el progreso de la ciencia y la tecnología, y este “conecta” en palabras de Álvaro Quiroga, “se refiere al más allá de la fibra, a las posibilidades de colaboración académica, a la facilidad de que un docente de una facultad de contaduría se conecte con 2, 3, 5, … con todos los docentes de las facultades de contaduría de las universidades afiliadas, y que organicen ejercicios y actividades de intercambio de conocimiento que beneficien los resultados pedagógicos y el interés de sus estudiantes, por ejemplo”.

Según Germán Montoya, “desde el punto de vista técnico, RENATA es una red muy interesante para los ingenieros, para los estudiantes que pudieran hacer laboratorios de IPv6, para cacharrear con equipos y configuraciones de tecnología avanzada, es un dulce para los que nos gusta la tecnología”… pero para el usuario normal, ¿en qué le puede ayudar RENATA? En la red de personas.

“Un celular con WhatsApp no sería atractivo si sólo yo lo tuviera. Es atractivo porque otros también lo tienen y entonces allí podemos charlar. El uso de la tecnología no depende de que yo lo pueda tener sino de que otros la tengan, ahí está el sabor” – Guapacho.

“El gran valor de RENATA está en la red de personas porque es ahí en donde la infraestructura comienza a tener sentido. Pero además, no se trata de que la comunidad académica espere a recibir cosas de RENATA, se trata de que los docentes y los estudiantes, todos, no solo los investigadores, se empoderen y piensen en qué van a brindar a esas otras comunidades conectadas a la Red, cuál es el contenido que van a poner allí. Es hora de que todos se empoderen, rompan las barreras y sean proactivos, conversen con sus pares y planteen actividades, no tienen que ser investigaciones que cambien el mundo (aunque bienvenidas porque sí se puede) pero con hacer actividades que mejoren un entorno, que tengan un beneficio práctico, real y cotidiano, ya tendríamos muchos avances” – Quiroga.

“Hace unos años, estar conectados no era una necesidad. Hoy no sólo lo es, sino que lo es por lo que hacemos con los que también están conectados. Lo clave es cómo todos empiezan a ver y entender a RENATA como una necesidad” – Guapacho.

“Facebook empezó como una red universitaria, no se trata solo de tomar sino de aportar. RENATA es real y es alcanzable para toda la comunidad académica e innovadora de Colombia” – Montoya

Finalizamos la visita motivados, con muchas ideas pero aterrizados, inspirados y con mucho por hacer.

Gracias a Álvaro y Germán por su compromiso y dedicación por la educación del País. Gracias a James Guapacho por su interés y aportes al uso de la tecnología para mejorar el mundo.

Amigos de #UnVIPenRENATA, ¡Nos vemos en una próxima visita!

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *