Arriba
Logo

“El Instituto Nacional de Salud encontró en RENATA una alternativa viable, ágil y eficiente para estar a la altura de los estudios biológicos y genómicos que demanda la pandemia a causa del virus SARV CO 2” Carlos Franco Muñoz, biólogo del INS.

image_pdfimage_print

El Instituto Nacional de Salud realizó procesamiento de datos biológicos y genómicos del COVID-19 que busca, principalmente, hacer una vigilancia genómica del virus en Colombia. Ver que variedad del virus está ingresando al país y su evolución, así como los  cambios que pueda tener el virus y su significado biológico, mediante la infraestructura tecnológica de RENATA en el marco de la Red Colombiana de Computación Avanzada.

 “La vigilancia genómica es conocer la información genética del virus para ver qué cambios se están presentando, y encontrar si estos cambios están asociados con algún fenómeno que se esté viendo en la pandemia. Como por ejemplo se realizó un trabajo en la ciudad de Leticia para encontrar posibles casos de los virus pertenecientes a la cepa brasilera en el Amazonas” informó Carlos Franco Muñoz, biólogo del INS. 

La información genética del virus se utiliza para caracterizar a los diferentes pacientes que fueron portadores del virus y su relación con las nuevas cepas. También se investigan casos sospechosos de reinfección, a quienes produjeron anticuerpos tras ser positivos o tras vacunarse para hacerles seguimientos. Procurando así a orientar esto a políticas de salud pública pensando en el cuidado de la sociedad. 

“Todo esto ha sido posible gracias a la presencia de RENATA en la INS. Dada que la recolección y análisis de datos es tan grande que con los servidores locales del INS no daban resultados a tiempo y certeros. Una primera parte del análisis nos podía tomar alrededor de una semana con la configuración computacional que se tenía. Con RENATA pudimos realizar una conexión con servidores de la nube y de otras entidades como el de la UIS, que permitieron agilizar los tiempos de subida de datos de 48 a 3 horas” dijo Carlos Esteban Franco Muñoz. 

En estos momentos de pandemia, la respuesta inmediata a las investigaciones del virus es vital. Por lo que contar con Redes como RENATA ayuda a no solo reducir los tiempos, sino también a aumentar productividad gracias a los servidores con conexión de alta velocidad. 

“Mas que acortar el tiempo, lo que más se ha podido es aumentar el número de muestras. Hasta diciembre se podían montar más o menos 24 muestras por experimento con un tiempo de análisis de 4 días con la capacidad local del INS. Luego se pudo pasar de 24 a 96 muestras que, con el internet de alta velocidad, toma más o menos día y medio para el análisis de datos” remarcó Carlos Esteban Franco Muñoz. 

Tras estos resultados, el INS entiende que se deben fortalecer las capacidades de todas las instituciones. Beneficiarse de la infraestructura y recursos que brinda RENATA para el análisis de datos a gran escala. 

“En Colombia existe la capacidad de ser un referente para la región en estudios genómicos. Hay retos por superar como los servidores de supercómputo, pero ahí es donde RENATA podría hacer parte para superar esos obstáculos. Como también sería un gran aliado para todas las instituciones que quieran empezar a crecer en el estudio genómico gracias a su capacidad computacional e informático” concluyó Carlos Esteban Franco Muñoz.

Compartir este artículo

Fecha de publicación: 19 Mayo, 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *