Arriba
Logo

#ConRENATAharía: ¡La gran Alejandría de Colombia! – María del Socorro Guzmán

image_pdfimage_print

Por Claudia Berbeo

¡Hola comunidad académica, científica e innovadora de Colombia!

#ConRENATAharía es la nueva sección de nuestro Blog RENATA, en el cual los invitamos a contarnos sus ideas, proyectos y demás actividades que les gustaría hacer a través de RENATA. Este es un espacio para soñar pero también para inspirar, conectar y para movernos a la acción.

Nuestra primera invitada es María del Socorro Guzmán, directora académica de la Educación Virtual del Politécnico Grancolombiano, una mujer que se declara docente por vocación, y que viene de una familia que siempre se preocupó por la educación, pues la considera el medio a través del cual se puede hacer un verdadero aporte para mejorar la sociedad.

La tecnología como oportunidad

María del Socorro trabajó en jardines infantiles, en secundaria, con adultos, en educación superior presencial y a distancia, y lleva dedicada, al menos una década, a la educación virtual.

En sus propias palabras, las oportunidades que brinda la tecnología son innegables:

“Hay unas brechas digitales fuertes pero yo pienso que la tecnología nos ha venido acercando mucho más. Hoy en día estamos conectados a otras culturas, otros idiomas, otros mundos, gracias a las tecnologías. Hay que hacer grandes esfuerzos y en este sentido, RENATA para mí es súper valiosa porque es la posibilidad de conectarnos para construir de manera colaborativa, para dar a conocer aquellas inquietudes que podemos tener. A veces no sabemos con quién podemos hacer, por ejemplo, un trabajo de investigación, o con quién podemos tener dudas o preguntas en común, o con quién podemos dialogar en torno a esas dudas y resolver problemas.

Esto nos impulsa a ser reflexivos, críticos, analíticos, pero también a ser creativos, propositivos, innovadores, elementos vitales para el desarrollo de la humanidad, de las regiones, de los campos culturales, y de los países”.

María del Socorro nos comenta que una de sus experiencias más enriquecedoras, ha sido el poderse contactar con personas que no conocía y con las cuales dialogaba todo el tiempo virtualmente, personas que se convirtieron en amigos, y que son investigadores preocupados por las mismas problemáticas. Nos cuenta, por ejemplo, que es parte de un grupo con investigadores de Israel, con el que trabajó por muchos años y con los que sólo se conoció a los cinco años de estar trabajando, confirmando que ni el tiempo ni la distancia son un impedimento para construir. Por esto ve en RENATA el medio para construir un proceso de educación, de investigación y de mejoramiento de calidad de vida a través de la proyección social.

“Cuando yo pienso en RENATA y pienso que estamos comunicados a lo largo y ancho de nuestro país, pienso en mi colegas con los que no he tenido contacto, pienso en las universidades de región y en que esto es una maravillosa posibilidad para que intercambiáramos, para que compartiéramos, para que aquellas problemáticas de carácter social, de carácter económico, de toda índole, los pudiéramos visibilizar y decir, bueno, esto tengo para aportar, se me ocurre que esto pudiera funcionar de esta manera, y buscar soluciones”.

Gracias a la UNAD y el Politécnico, María del Socorro ha recorrido el país, una experiencia que agradece y considera gratificante, y que le ha permitido evidenciar que en las capitales hay opciones diferentes, pero en las regiones no. Y ahí es donde reflexiona sobre su aporte y qué puede hacer por otros, y esto ha sido lo que la ha motivado a trabajar con RENATA a través de proyectos con la Universidad, donde lleva años buscando todas las alternativas posibles para que la virtualidad se consolide. Desde RENATA se han acompañado a muchas universidades para que aborden la virtualidad, comenta:

“Uno en la virtualidad fácilmente puede decir que tiene 5.000 estudiantes, pero si uno revisa el país, ¿cuántos estudiantes necesitan su educación superior? ¿Cuánta gente tenemos todavía con analfabetismo? Y es allí donde empiezan a surgir más ideas de, ¿qué podemos hacer con RENATA?”.

Tres proyectos transversales y de aporte al país

En este punto de nuestra charla y habiendo reflexionado sobre las posibilidades que para la virtualidad, representa RENATA, María del Socorro nos comenta sobre tres proyectos que ella considera prioritarios para hacer con la red, proyectos de amplia envergadura:

  1. Alfabetización: “Todas las universidades unidas en red, podríamos hacer un servicio de proyección social, real y palpable, a través de la alfabetización. Si en cada universidad ponemos un grano de arena, nos empoderamos y aportamos, damos la oportunidad para que la gente que no se ha alfabetizado, logre hacerlo. Podríamos aportar muchísimo para que la gente tenga un espacio presencial pero todo el acompañamiento virtual. Es un proyecto que se puede consolidar, en un diálogo entre el Ministerio de Educación, y el de las TIC. A todos nos interesa que nuestros hermanos, en donde estén, por lo menos sepan leer y escribir. Este es un proyecto de país”.
  2. Alfabetización digital: “Apoyar a docentes de regiones, de escuelas, de colegios públicos, privados, ellos tienen necesidades grandes de conocimiento. No hay conocimiento de la tecnología y su manejo, esa brecha digital también la podemos trabajar con RENATA”.
  3. Investigación a través del uso de la tecnología: “Las herramientas tecnológicas están. En algunos momentos me he preguntado si es falta de voluntad política, o si es falta de iniciativa de nosotros mismos en las universidades, pues a veces nos encerramos en el trabajo, en el día a día y no sacamos la cabeza para repensarnos; y creo que es un poco de las dos. Para mí es bienvenida esa posibilidad que nos da RENATA para repensarnos, nos está generando ese espacio para poder construir algo, para crear y compartir, creo que es una gran posibilidad y que además va a contribuir con otro proceso que es muy propio de nuestra cultura, y es el de aprender a trabajar en equipo y hacer trabajo colaborativo, eso nos cuesta bastante, culturalmente siempre ha sido una dificultad. Pero en la medida en que uno se empecine y camine con fortaleza una propuesta, una idea, la saca adelante. Creo que están todos los campos y los espacios dados, en hora buena esa renovación de RENATA y su acercamiento con las regiones”.

RENATA: La gran Alejandría de Colombia

María del Socorro es una gran soñadora, la suavidad de su tono de voz y trato, se mezcla con la contundencia de sus afirmaciones y conocimientos, de sus ideales y pasión por la educación y por su país. Ella considera que en la medida en que la comunidad académica se une, va generando muchas posibilidades, no solamente a nivel de país, sino a nivel internacional. Se pudiera buscar apoyo tanto a nivel latinoamericano como con las otras redes, y aprender otros idiomas, por ejemplo, y hacer comunidades de aprendizaje de idiomas.

“Hay gran riqueza al poder hablar con un brasilero, con un norteamericano, con un suizo, con un francés, los aprendizajes son muchísimos y la red nos permitiría además, dar a conocer nuestro propio idioma también.

Tenemos también otra oportunidad enorme con el arte y el turismo, nuestro país tiene muchas riquezas, me sueño yo con una organización de páginas por regiones con buena información.

Yo sueño con RENATA como una gran Alejandría, deberíamos de tener todas las taxonomías, todos los departamentos, deberíamos de poder mostrar toda nuestra flora, nuestra fauna, nuestra cultura. Nosotros deberíamos aprovechar esa red que tenemos tan interesante, y si cada uno aportamos allí, ¡construimos nuestra mejor biblioteca! Sin límite de espacio, de formatos, de tamaño, de nada. ¿Qué nos impide hacer esto si tenemos tanto para poder enseñar, para poder compartir, y si tenemos tanto talento?”.

Finalmente María del Socorro propone que cada universidad presente a sus investigadores y cuente en qué están trabajando, y que Colciencias promulgue, a través de RENATA, las posibilidades de convocatoria que tiene. Así mismo, opina que no hay un manual de la A a la Z para hacer investigación, por el contrario, considera que hay muchas formas de hacer investigación y que hay que romper paradigmas:

“Lo cualitativo y lo cuantitativo se fusionan. Hoy en día, el arte y la ingeniería se hablan, ya esas brechas se rompen y hay es que ayudar a que se coalicionen. Todas las áreas son vitales e importantes, de todas uno aprende, porque todas están en torno a la vida. Mi acercamiento con RENATA siempre ha sido para buscar posibilidades y alternativas para los demás”.

¡Qué tal ah! Esta fue una conversación tremendamente inspiradora para nosotros, y contamos con que también lo sea para todos ustedes. Gracias estimada María del Socorro, ¡y bienvenidas todas las ideas para #ConRENATAharía!

Escríbenos al correo redessociales@renata.edu.co con el asundo #ConRENATAharía, y desde nuestro rol de red nacional académica y de investigación, ¡construyamos la sociedad que queremos ser!

Compartir este artículo

Fecha de publicación: 19 Abril, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *