#VisionariosRENATA: Michael Stanton, RNP Brasil

Por: Claudia Berbeo

¡Hola amigos de #VisionariosRENATA!, el espacio para conocer y compartir la visión y las opiniones de referentes en el mundo sobre las redes académicas de investigación y educación, la innovación y el desarrollo de los países.

Hoy tenemos el gusto de compartirles nuestra charla con Michael Stanton, quien por más de 16 años, fue director de Investigación y Desarrollo de la NREN de Brasil, llamada RNP, y hoy en día es científico de la red. Hace poco más de un mes, Stanton fue homenajeado en reconocimiento por su del aporte al desarrollo de Internet y por su colaboración a la difusión de redes académicas en Brasil.

Michael Stanton tiene una admirable carrera profesional, pero quisimos que él mismo nos contara quién es:

“Soy inglés, viví en Manchester y a los 18 años me mudé a Cambridge, posteriormente viví dos años en los Estados Unidos, y completé un doctorado en matemáticas en 1971. Era necesario trabajar, y decidí que quería conocer muchas partes del mundo aparte de los Estados Unidos y Europa, por lo que decidí mudarme a Sao Paulo y trabajar en una universidad tecnológica. Ese fue mi primer empleo, y allí enseñé matemática. Un año y medio después me cambié a la Universidad Católica y fui contratado para trabajar en el área de computación, informática y software, por lo que hice mi vida profesional en esa área. Duré 26 años en esa institución y luego me fui a la Universidad del Gobierno Federal donde estuve 20 años, hace cuatro terminé mi vida docente.

Actualmente, relaciono con otras redes a la red RNP, la par de RENATA en Brasil, que empezó con un proyecto en 1989, en cuya creación estuve relacionado, y donde se ha desarrollado la parte más importante de mi vida profesional. Trabajé en conjunto con el área docente pero desde el 2002 actúo como uno de los directores del RNP en investigación y desarrollo, por lo que tuve oportunidades de aplicar y abordar temas universitarios para las actividades de RNP y nos fue muy bien con los resultados, conseguimos mejorar la calidad, la capacidad, los aplicativos y el uso de las redes con los científicos, y tenemos alrededor de cuatro millones de usuarios a lo largo de Brasil”.

¿Cuáles fueron las mayores dificultades para la consolidación de RNP? 

“RNP no tuvo mucha dificultad en nacer y crecer porque era idéntico a los otros modelos y era importante la proximidad entre la comunidad académica. Comenzó a unir a los más técnicos en computación, redes y física, áreas donde ya se había demostrado las ventajas de tener una infraestructura de comunicación para colaborar y poder contactarse con muchas personas para trabajar.

Antes de construir esta red, mi experiencia en el área académica era muy compleja por la falta de comunicación con personas de otros países porque la telefonía era muy cara y no había comunicación visual; las cargas se demoraban semanas en llegar y el telegrama no era barato para comunicación internacional. La red facilitó totalmente la interacción necesaria para trabajar juntos y fue, con certeza, la mayor fuerza que viabilizó el apoyo del gobierno a esa iniciativa.

La primera red de RNP empezó a funcionar en 1992 y duró tres años en iniciar operaciones, las empresas de telecomunicaciones no ayudaban en nada y existía un monopolio en ese periodo por lo que era necesario tener fuerza del gobierno para que ayudaran. El internet comercial inicio en Brasil en el 94 – 95 y después hubo un cambio de gobierno y el nuevo quería privatizarlo incluyendo las comunicaciones.

Cuando el Gobierno se dio cuenta que no podría dejar el internet en manos de compañías estatales, incentivó el crecimiento de un proveedor privado para tener un modelo distinto de abordaje en comunicaciones. El resultado es que Brasil tiene un internet bastante evolucionado comparado con muchos países”.

¿Qué estrategias tienen para incentivar el uso de RNP?

“RENATA no es la primera red colombiana, en los 90 había una aunque no sé exactamente qué ocurrió con ella pero muchos países latinos tuvieron la misma situación con las primeras redes académicas. Cuando inicio CLARA había una representante única de Colombia, la Universidad del Cauca, y después inició un reto superior de red académica y nació RENATA. Anima mucho ver la situación en Colombia por la manera de recuperar la actividad de ese tipo”.

¿Cómo es la investigación dentro de la política pública en Brasil?

“Varía mucho. En el 71, cuando llegué a Brasil, era evidente que el gobierno tenía políticas para fomentar la formación y los recursos humanos que ayudaran a crecer las universidades. La estructuración de las universidades obliga a los docentes a ser investigadores, tienen que demostrar que hay capacidades. También deben tener recursos para apoyar la investigación, un gran ejemplo es la Universidad de Sao Paulo”.

A través de nuestra conversación, me quedó algo clarísimo y es que la relevancia de la investigación, la ciencia y la innovación no es sometida a discusión alguna en Brasil, es un default, y que al igual que el Internet2 de Estados Unidos y CUDI en México, las redes nacionales de investigación y educación nacieron por necesidad, porque ya la academia estaba copando los canales de Internet y la demanda empezaba a ser más grande que la oferta. Estas diferencias me hace recordar unos definiciones que hace años utilizaba en mi trabajo y son el Technology push y el Market pull, y que describen el orden de precedencia en que se produce la innovación y los avances tecnológicos.

Technology push se refiere a cuando alguien inventa algo nuevo que nadie ha pedido, y que a partir de allí, se convierte en una necesidad. Por ejemplo: el mouse del computador o las pantallas touch screen, el walkman de Sony, el iPhone.

Market pull se refiere a cuando la demanda es previa al desarrollo del avance tecnológico, cuando se hace un desarrollo en función de la respuesta a una necesidad definida es decir, innovación provocada por el mercado. Por ejemplo, Internet2, CUDI, RNP.

Sea cual sea el modelo de innovación por el que se han desarrollado las redes nacionales de investigación y educación a nivel mundial, éstas representan una gran oportunidad para las comunidades interesadas en el desarrollo de sus países. El gran reto es identificar los proyectos que queremos desarrollar, definir los partners, el plan de trabajo e iniciar.

¡Hay mucho por hacer desde nuestro rol académico para aportar a Colombia!

Gracias estimado Michael por tu tiempo y por compartir tu visión.

¡Hasta una próxima oportunidad, amigos de #VisionariosRENATA




#EditorialRENATA: Transformación Digital en Instituciones de Educación Superior, Ciencia y Cultura

 

¡Estimados amigos, un saludo para todos!

En RENATA estamos convencidos de la importancia del networking como un medio vital para que la comunidad académica y científica de Colombia se conozca, comparta conocimientos, y fortalezca lazos de confianza y cooperación en proyectos de investigación y formación que utilicen tecnologías avanzadas.

Regístrate aquí y participa en TICAL 2018 y el 2.º Encuentro Latinoamericano de e-Ciencia >

Es por esto que hoy quiero contarles acerca de TICAL 2018 y el 2.º Encuentro Latinoamericano de e-Ciencia, eventos que se llevarán a cabo, del manera unificada, del 3 al 5 de septiembre de este año, en el Centro internacional de Convenciones y Exposiciones de Las Américas en Cartagena de Indias, y cuyo lema este año es “Transformación Digital en Instituciones de Educación Superior, Ciencia y Cultura”.

La Conferencia TICAL, organizada por RedCLARA desde el 2011, es un espacio a través del cual la red de Directores de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de las universidades latinoamericanas, confluyen y se nutren de experiencias, iniciativas y conocimientos.

No es nuevo que las tecnologías pasaron de ser un fin a ser un medio, a través del cual las organizaciones optimizan sus recursos, sus procesos y sus resultados. Existen diferentes tipos de soluciones tecnológicas que facilitan este quehacer académico y de investigación, y que son objetivo de las conversaciones y convocatorias de este TICAL  entre ellas la colaboración, mejora de procesos, personalización, gobernanza y gestión TIC, e infraestructura tecnológica y seguridad.

William Confalonieri, director digital de la Universidad Deakin en Australia, será uno de los conferencistas de TICAL y comenta:

“Las tecnologías de información provocarán una total disrupción en el modelo universitario”.

Yo creo que esto ya es una realidad, y no sólo en la gestión administrativa de las universidades, en donde el soporte de las soluciones tecnológicas es vital, sino en la gestión académica en su máxima expresión, no sólo al usar plataformas que faciliten el intercambio de información, envío de actividades, comentarios y demás que soporten las metodologías pedagógicas, sino el intercambio de experiencias, en donde los estudiantes cada vez más demandan nuevos métodos que no se limitan a las aulas de clase ni a los campus universitarios, son generaciones inquietas y que se conectan con otros, investigan, buscan puntos en común y tienen sus propias iniciativas. Para Confaloniere, esto es un tema de supervivencia, los retos que se vienen para las instituciones son enormes y sólo si se adaptan e innovan, sobrevivirán.

Por esto que los invito a TICAL, porque éste es un espacio imperdible para toda la comunidad académica y científica colombiana, para todos los afiliados a RENATA y todos los que deseen estar a la vanguardia de estos procesos de cambio. Esta transformación digital de las instituciones implica también una transformación cultural, en el cómo entendemos el por qué y para qué de las tecnologías, y en el cómo interiorizamos que las redes tecnológicas tienen sentido cuando sabemos que detrás de ellas hay redes de personas.

Eso somos en RENATA, una gran red de personas, educadores, estudiantes, científicos, investigadores. A todos ustedes, ¡los esperamos en TICAL 2018!

¡Hasta la próxima semana!

Luz Miriam Díaz Patigño
Directora Ejecutiva




#EditorialRENATA: Yo amo la Internet avanzada

 

¡Estimados amigos, un saludo para todos!

La semana pasada, se celebró el día mundial de Internet, y como ya es tradición, en redes sociales fue tendencia el hashtag #YoAmoInternet, con el cual la gente comparte acerca de sus opiniones sobre la importancia que tiene Internet para los que trabajan en tecnología y para todos a los que de una u otra forma la tecnología los ha impactado, en su calidad de vida, en su educación, en sus negocios.

En el día de Internet, estuve muy atenta a estos comentarios de los twitteros sobre la fecha, y  me encontré con muchas razones por la cual la gente se siente agradecida de poder acceder y hacer uso de la red mundial de información.

RENATA no es Internet, aunque algunas personas aún tienen la confusión porque sí tenemos una infraestructura tecnológica con una red de fibra óptica, pero ésta brinda una conectividad avanzada, servicios colaborativos, y es una red exclusiva para la investigación y la educación.

Si tantas personas ven el beneficio y le sacan provecho al Internet en su vida cotidiana, ¿se imaginan todo el potencial que la comunidad académica y científica colombiana tiene con RENATA?

Sólo para darles una idea, les comparto algunos de los proyectos que se realizan en la red: https://www.renata.edu.co/category/proyectos-ren/

Pero además, los investigadores de Colombia siguen creando oportunidades, aquí hay mucho talento y creatividad y desde nuestro quehacer, seguimos brindando ese espacio y ese escenario tecnológico para facilitar que ellos cumplan con sus metas y desarrollen proyectos de impacto para su comunidad.

Y aquí les quiero compartir también algunas de las ideas y proyectos que ellos, los investigadores colombianos, quieren desarrollar con RENATA:

Somos una red de personas, con un soporte tecnológico excelente, el cual queremos que haga que la tecnología sea transparente para los investigadores, para los docentes y para todo aquel que quiera innovar. Queremos que no vuelvan a tener problemas de conectividad o dificultades para enviar por correo archivos de gran tamaño. Queremos que sigan enfocándose en resolver problemas de sus comunidades, trabajando en proyectos de impacto, proyectos que mejoren vidas, que faciliten procesos y traigan progreso y desarrollo al país.

Con toda convicción por lo que y significa RENATA para Colombia, por todo lo que la comunidad académica colombiana está haciendo con la red en sus proyectos e investigaciones, por todo esto y más, yo digo, #YoAmoInternetAvanzado.

¡Seguimos adelante y con paso firme!

Luz Miriam Díaz Patigño
Directora Ejecutiva




#ConRENATAharía: Doctorados en red

 

Por: Claudia Berbeo

Estimados amigos de #ConRENATAharía, ¡Un saludo para todos!

En esta entrega del blog, les tenemos una entrevista muy interesante con César Darío Guerrero, Director general del primer Doctorado de Ingeniería en red del país, una apuesta académica innovadora, cuya proceso de implementación, puesta en marcha y éxito, está lleno de muchos aprendizajes sobre el trabajo colaborativo interinstitucional.

César es Ph.D. en Ingeniería y ciencias de la computación de la Universidad del Sur de la Florida, también es Director del Centro de Internet de las Cosas en el Oriente Colombiano, y del Centro de innovación y emprendimiento de la Universidad Autónoma de Bucaramanga.

Como investigador usuario de plataformas que propician el trabajo colaborativo, siempre ha sido un convencido y creyente del potencial y las posibilidades que tiene las redes académicas como RENATA, y en eso su opinión es contundente:

“Yo creo que la comunidad científica todavía no ha descubierto las oportunidades que brinda el aprovechamiento, tanto de la plataforma tecnológica, como de la constitución de redes académicas alrededor de la tecnología. Parte de lo que hago es resultado de ese convencimiento de que esto funciona bien”.

El Doctorado es el primer doctorado en red en ingeniería que hay en el país. César nos explica que es diferente un doctorado en convenio con otras instituciones a un doctorado en red. Desde el punto de vista del Ministerio de Educación Nacional, éste es un doctorado donde las tres instituciones que lo realizan, tienen la misma capacidad para generar títulos, solo que para hacerlo tienen que trabajar en la red, no a través de convenio donde titula un convenio, sino que aquí puede titular cada universidad. El programa académico se desarrolla a través de 3 instituciones, la Universidad Autónoma de Manizales, la Universidad Autónoma de Bucaramanga y la Universidad Autónoma de Occidente, las cuales pertenecen a la Red Universitaria MUTIS. Iniciaron labores el año pasado en el 2017, tienen actualmente dos cohortes con 29 estudiantes, y operan en tres líneas de investigación: informática, automática y en energía.

“Estos son como 9 doctorados en uno porque son tres ciudades y tres líneas de investigación. Al ser un doctorado en red, tiene unas implicaciones en operación diferente a los demás doctorados. Logramos de una manera articulada, que no solo se trabajase coordinadamente desde la parte académica, sino desde la parte administrativa de las universidades. Si esto funciona para el máximo nivel formación, es un modelo que también se puede realizar para maestrías, especializaciones y pregrados”.

“La puesta en marcha del programa fue un trabajo que se llevó a cabo durante varios años, el cual nace en la Red Universitaria MUTIS. En el proceso hubo muchos aprendizajes, mucha articulación, pero el proceso no avanzaba porque las discusiones eran eternas, entonces los rectores decidieron generar una estructura que permitiera liderar la articulación”.

El trabajo que permitió que el doctorado saliera duró 2 años, pero fueron 6 años en total antes de que iniciara. Los otros 4 años fueron de mucha prueba y error, de discusiones. Hacia mayo del 2015 se envió el documento del registro calificado y en el 2016 recibieron la aprobación del Ministerio de Educación Nacional, para que el programa arrancara en el 2017. Ver vídeo Doctorado en Ingeniería  

Hay grandes ventajas de tener un programa en red, por ejemplo, acceso laboratorios y bases de datos compartidas, mayor número de doctores y alianzas, movilidad de estudiantes e impacto regional, cursos dictados por varios docentes, sesiones de clase remotas y grabadas, y calidad y sostenibilidad financiera.

¿Cuáles son las claves del éxito del trabajo colaborativo interinstitucional?

  • “Acción decidida a nivel institucional para que las articulaciones se den. Las redes se construyen por personas, por individuos que se comunican, generan relaciones de confianza, y empiezan a trabajar. Hay aquí un rol fundamental de las redes académicas regionales y de los rectores. En los puntos de encuentro de los rectores es donde se comienza a construir la articulación.

Esto implica no solo deseos sino acciones concretas que permitan tener recursos en tiempo y dinero para que las cosas se den. Si no, se queda en intención.

 Es clave la relación de confianza entre todas las universidades, esto permite que haya una estructura académico administrativa que opere. El programa está bajo la supervisión y el seguimiento directo de los tres rectores. Yo asisto al consejo de rectores. Esto ha generado un relacionamiento y una confianza fuerte.

  • Propiciar puntos de encuentro y diálogos, que pueden ser a través de las plataformas digitales, y debe haber un líder en este proceso y que el líder sea capaz de manejar esas discusiones eternas, peleas de egos y todo el tipo de cosas que se dan en la academia.
  • El factor tecnológico, hemos logrado operar bajo una plataforma tecnológica que funciona perfectamente utilizando videoconferencia y utilizando como backup una plataforma de webinar llamada Zoom.
  • Las características del líder, quien debe ser un gerente y par académico, carismático y con autoridad, transparente y comunicativo, reportar directamente a los rectores, y tener una dedicación mínima del 80%.
  • Debe haber un equipo de trabajo. En este caso, el proceso contó con un asistente administrativo y académico, una coordinación por cada institución y comité curriculares (grupos de investigación).
  • Trabajar los proyectos conjuntamente, realizando acciones previas de articulación para lograr victorias tempranas.
  • Acuerdos: interinstitucionales, de gobernanza, propiedad intelectual, académico y de manejo de recursos.
  • El cronograma debe ser cumplido, así esto implique imperfecciones.

¿Cómo facilitó RENATA todo este proceso?

“Para mi RENATA es más que una plataforma tecnológica, el Doctorado es una experiencia de articulación de un programa a través de una red académica.

RENATA es un punto de encuentro de investigadores en el país, de académicos en general, que tiene una potencialidad de extenderse a otras áreas porque no son solo los académicos los que podemos generar provecho de esto. RENATA con la plataforma tecnológica y toda la posibilidad de articular diferentes saberes, puede generar impacto desde la investigación, desde la cultura, el arte. RENATA es el punto de encuentro de la comunidad científica y académica de Colombia, y el punto de contacto de esa comunidad con el resto del mundo. RENATA es tecnología, pero es una red académica, una red de personas, la tecnología es un tema secundario”.

¿Qué haría usted con RENATA?

“A través de RENATA, muchos otros programas pudieran vincularse a tomar cursos que ofrezca este Doctorado u otros programas que se desarrollan en red. Imagínense que yo como universidad entrara al portal RENATA, y encontrara, por ejemplo: “RENATA a través de la UNAB va a ofrecer un curso en aprendizaje de máquinas que es x día a x hora”, y que para tomar ese curso, lo que debo hacer es contactarme con lo administrativo, que allá me den un acceso, y así nada más, a mis estudiantes de maestría les doy el enlace para que tomen el curso. Allí ya tenemos una oferta grandísima de cursos, ¡imagínense el beneficio para tantos programas que no pueden abrir porque no tienen un número suficiente de estudiantes! Por la optimización de costos, esto sería una opción transformadora impresionante”.

¿Cuál es el futuro de la investigación en Colombia?

“El futuro que yo más que veo, espero, es una investigación de impacto, lo cual significa, investigación aplicada, investigación que genere innovación y que genere emprendimiento de base tecnológica. Si eso no se da, estaríamos desaprovechando un capital científico muy precario que tenemos en Colombia para generar investigación que no genera valor. Tenemos que coger ese capital humano, científico y de alto nivel que tenemos, y conectarlo rápidamente con necesidades reales de nuestro país, y que esto se vuelva oportunidades de generación de empresa.  

Yo espero una investigación volcada hacia el sector productivo, hacia la comercialización de tecnología, con una orientación muy de mercado. Esto se logra con alianza de investigadores acá y alianzas hacia afuera. Si seguimos trabajando con individualidades, no van a ver impactos reales.  

Las alianzas nacionales se pueden generar mucho más rápido que las internacionales. Debemos aterrizar y caer en acción. Uno debe tener su producto mínimo viable, llevarlo al mercado, y luego volver al laboratorio y corregirlo y volverlo a llevar al mercado”.

Cuéntenos por favor sobre el Centro de Excelencia y apropiación de Internet de las cosas

“Esa es otra iniciativa de articulación entre academia, empresa y Estado. Son 5 universidades que se unen con empresas del sector privado colombiano como TOTO, Logyca, Zona Franca Bogotá, y multinacionales de tecnología como Microsoft, HP e Intel, 5 universidades del país, y desde el Gobierno, Colciencias y el Ministerio TIC.

Este Centro ha permitido que nosotros desarrollemos diferentes impactos en términos de apropiación sobre el tema de Internet de las Cosas a nivel en el sector productivo y académico, pero más allá de la apropiación y formación de capital humano, estamos generando productos con potencial de mercado, productos que pueden ser llevados a comercializar”.

Definitivamente hay muchas oportunidades cuando se trabaja colaborativamente, y este Doctorado y los proyectos que lidera la UNAB, son una prueba real de esto. Muchas gracias César por tu tiempo, y sobre todo, por darnos la oportunidad de compartir con nuestros lectores todas tus experiencias y consejos.

Nos vemos en un próximo #ConRENATAharía, ¡Qué sigan surgiendo las ideas!

 




#ConRENATAharía: Red Colombiana de Computación Avanzada

Por Claudia Berbeo

¡Hola queridos lectores de #ConRENATAharía!

Nuestro invitado para la conversación de este día es Carlos Jaime Barrios, ingeniero de sistemas, doctor en informática y actualmente, director del Centro de Súpercomputación y Cálculo Científico de la UIS, el cual está en proceso de convertirse en el Centro Colombiano de Computación Avanzada. También coordina a nivel latinoamericano el Sistema de Cómputo Avanzado para América Latina y el Caribe.

Carlos Jaime es un científico de la supercomputación, cuando inició su carrera con la tecnología, hace 20 años como estudiante de ingeniería de sistemas en la UIS, comenzó a trabajar con físicos que necesitaban hacer simulaciones en astrofísica. Luego, cuando hizo su maestría y su doctorado en Francia, trabajaba con gente que hacía investigación espacial, investigación en bioinformática, biopartículas en diferentes partes del mundo. Igualmente, cuando trabajó para la UNESCO, física teórica, tuvo personas de diferentes religiones musulmanes, indios, católicos, que trabajaban en torno a problemas de humanidad. Entonces fue construyendo una esperanza en que con ciencia y tecnología se pudo hacer un mundo mejor.

“La ciencia y la tecnología nos unen como seres humanos en torno al conocimiento científico al compartir recursos tecnológicos, en donde podemos colaborar, y en donde vemos personas de diferentes culturas, países, creencias religiosas que se unen para trabajar”.

Su convencimiento acerca de las posibilidades que brindan las tecnologías es total. Pero es precisamente en la diversidad de cultura, conocimientos y experiencias, en donde ve más oportunidades. “Tengo esperanza en la humanidad y en cómo el conocimiento, el arte y la ciencia contribuyen a la superviviencia de nuestro planeta”.

Quisimos preguntarle primero por la historia de este gran proyecto, ¿desde cuándo inicia?

“La UIS ha venido trabajando esto hace muchos años. En los años 90, cuando era estudiante de pregrado aquí en la UIS, ya existía UNIRED e interactuaba mucho con Venezuela, compartiendo recursos, documentos e información, con la Universidad de los Andes de Mérida, Universidad del Táchira, y las universidades de la frontera colombiana que hacen parte de Unired, desde allí inicia el trabajo, a nivel de redes. Muchos años después, la UIS decidió relanzar el Parque Tecnológico de Guatiguará y definió que debería existir una unidad transversal como soporte de cómputo avanzado a todas las otras unidades estratégicas del parque. En ese momento, yo trabajaba en un Centro de Supercómputo en Francia, y me contactaron para que viniera como consultor a ayudar a montar el proyecto. Luego vine por varios meses, el proyecto me gustó, y decidí volver al país.

Entramos a operar el 23 de abril de 2012, y en ese momento teníamos una relación muy fuerte con GEANT y con Red CLARA, porque la universidad, a raíz de sus patentes y de sus relaciones con la industria podría darse el lujo de tener grandes dimensiones de infraestructura, y como es una universidad pública, por supuesto la idea era poner eso al servicio del país. Esa infraestructura estuvo como hasta el 2014, al servicio del país, no solamente de la UIS, se conectaban a través de RENATA personas que estaban por ejemplo, en las redes de la Costa, en el Eje Cafetero, en Bogotá, para usar y compartir nuestros recursos.

Esto fue muy interesante porque se comenzó algo colaborativo y también comenzamos a trabajar con RedCLARA. Iniciamos proyectos de un impacto fuertísimo, por ejemplo, se analizó el genoma del café que se secuenció, se analizaron los datos en colaboración con la red del eje cafetero, se hicieron trabajos en clima a nivel latinoamericano, se usaron datos de Brasil, usando nuestra infraestructura, la de México, de Costa Rica, la de Perú y la de Brasil, y se hicieron modelos iniciales para eventos extremos como inundaciones, para toda Latinoamérica. También soportamos la simulación de una serie de simulaciones de tsunami que se hicieron sobre el pacífico.

Actualmente estamos apoyando el proyecto LAGO, en el cual estamos analizando datos, junto con 9 Centros de Supercómputo de América Latina y 2 en España, de más de 200 detectores de rayos cósmicos que están desde Nuevo México hasta la Patagonia.

Y bueno, tenemos el interés de generar sobre RENATA una red colombiana de cómputo avanzado para que los investigadores puedan tener esos recursos y poder coordinar actividades para que la gente desarrolle competencias”.

¿Cómo se está utilizando actualmente la unidad de supercómputo?

“Tenemos 96 proyectos académicos, aquí está el listado. Hay otros proyectos que se hacen con la industria, que no son públicos, la mayoría son con la industria petrolera, otros con la parte de data analítica. No solamente usan los recursos de cómputo sino el conocimiento que nosotros tenemos y eso también es importante. En este momento estamos en el proyecto de renovar completamente, porque ya la infraestructura que tenemos es vieja, 7 años, eso en tecnología es viejo. Estamos entonces en ese proceso.

Estamos generando una cantidad increíble de datos, tantos que no los podemos almacenar, sobre todo los datos biológicos. Tenemos más de 400 usuarios de la región y de otras partes del país, de Bogotá, Antioquia, Caldas, Valle del Cauca, Nariño, Bolívar, Atlántico, Magdalena, también usuarios de México, Brasil, Venezuela, Costa Rica.

 Decidimos apostarle a algo que en su momento era muy raro, el uso de tarjetas gráficas para calcular las GPU, lo cual nos valió un reconocimiento internacional muy importante, colaboramos con Hewlett Packard y NVIDIA para hacer ese diseño. Solamente hay dos máquinas en el mundo como la que tenemos nosotros, la nuestra y otra en Japón, la tiene un grupo de modelamiento sobre terremotos y actividad catastrófica en el Pacífico.

Nosotros tenemos una parte comercial que es cerrada. Hemos hecho temas increíbles con la industria farmacéutica, pero eso se vende. Hemos sacado 3 patentes, en donde tenemos la autoría intelectual pero la Universidad las vendió porque no podemos comercializarlas, porque además son cosas demasiado especializadas que van más allá de lo que nosotros hacemos.

Muchas de las personas en Colombia que trabajan en supercómputo, han sido estudiantes nuestros de pregrado o de postgrados, o gente de otras universidades que han querido venir a aprender con nosotros un par de meses. El staff principal que tiene Bios es gente que ha sido formada por nosotros. La gente que está en la Universidad de los Andes, la Universidad Nacional, EAFIT, la Universidad de Antioquia, la Universidad de Medellín, en las Fuerzas Militares, han sido formada por nosotros. Todo el staff que hace soporte de HPC para algunas compañías de Data Analytics y bancos que están en Bogotá, son egresados nuestros. La gente que maneja los datacenters de Ecopetrol, es gente egresada y que trabajó con nosotros. Esto es bien bonito”.

¿Qué fortaleza le aporta RENATA al laboratorio de supercómputo?

“La comunicación entre los diferentes centros es primordial. Cuando yo estaba en Europa trabajé con dos proyectos en donde la comunicación se manejaba a través de este tipo de redes como RENATA. Esa comunicación era exclusiva entre los centros para generar autonomía tecnológica y conocimiento. Esto significa que el científico tiene plena confianza de que sus datos van a ir al sitio en donde se deben procesar y los va a tener de vuelta con una altísima calidad. 

En ese momento GEANT, lo menos que ofrecía son 100 Gbps a instituciones académicas, en México logramos que la comunicación que hay entre las centros de redes de supercómputo, vaya a estar en 10 Gbps. La red no solo da estabilidad sino que permite que se haga una verdadera colaboración física.

Yo comparo estas redes como los trenes de Estados Unidos en el siglo XIX, que fue lo que permitieron que el país se desarrollara. Nosotros necesitamos esto a nivel de comunicaciones. Sí es muy importante que una red avanzada exista y que sea académica. Súper importante la existencia de la comunicación entre instituciones académica y científica, y que se diferencian completamente de la red que usan las empresas.

¿Cómo interactúa el laboratorio de súper cómputo con la red académica?

“Para proyectos de interés regional, sin ánimo de lucro y otro tipo de condiciones, y que tengan una participación realmente regional, pueden acceder a los recursos, de forma segura, confiable, calidad de servicio estable y mucho mejor que la red comercial.

Por ejemplo, cuando analizamos datos genómicos, implica una ética biológica importante y requiere que los datos sean seguros, igual que los datos sísmicos, son temas de conocimiento que estaría muy mal si no se protegieran.

Es también importante que los investigadores se identifiquen a través de la red como pasa, por ejemplo, con Eduroam en otras partes del mundo, a través del cual pueden acceder a los diferentes recursos. Esto implica que le hago un reconocimiento social al investigador, confío en él, tiene su identidad federada, y puede acceder a esos recursos que yo comparto y colaboro, a través de la red”.

¿En qué se diferencia este laboratorio de Bios?

“Bios es el Centro de Bioinformática y Biología Computacional, esa temática es su fin principal. Nosotros hacemos supercómputo. Así como aportamos desde el punto de vista tecnológico, de infraestructura y de conocimiento para bioinformática, también lo hacemos para el petróleo, para física, para matemática, para otras áreas también. Es como si comparamos el IDEAM con un CERN o con RENATA. Se pueden complementar en algunas cosas pero son entidades diferentes. 

La idea nuestra es soportar la actividad, no solamente de Bios, sino de todos los centros. Colombia necesita Bios, hay una riqueza en biodiversidad impresionante”.

¿Cuáles son los pasos a seguir?

“Cuando creamos la Unidad aquí en la UIS, teníamos claro que no podría seguir siendo solo de la Universidad para ser sostenible, porque tener un centro de supercómputo es muy costoso. De hecho, cuando compramos la infraestructura, muchas universidades se animaron, pero cuando vieron cuanto costaba se echaron para atrás, costó dos millones de dólares en ese momento.

En ningún lugar del mundo hay un instituto de HPC (High performance Computing o Computación de Alto Rendimiento) que sea completamente privado, siempre hay un brazo del Gobierno. Se planteó que el Centro tenga que pasar, en algún momento a manos del Estado.

Hemos venido trabajando con el Ministerio TIC y ellos se han dado cuenta de la necesidad de que este patrimonio que tiene el país, con este Centro de la UIS, pase a la nación oficialmente, con todo lo que implica. Se hizo un proceso y, el 31 de mayo del año pasado, se firmó un primer acuerdo para crear el Centro entre el MinTIC, la UIS y la Universidad de los Andes. Eso implicaba dar una serie de pasos como el Ministerio de Hacienda, pues al pasar a ser un centro colombiano creado, pues afecta el presupuesto de la nación, y bueno, coincidió con elecciones entonces los procesos han sido muy lentos. Estamos pendientes de un Decreto de Presidencia para que se pueda generar el Centro antes de que haya cambio de Gobierno.

Queremos que este Centro Colombiano de Computación Avanzada soporte todos las actividades de los institutos que hay en Colombia que requieran cómputo de alto rendimiento, garantizar una autonomía tecnológica que el país la requiere, y poder generar competencias.

Por ejemplo, dentro de los proyectos que se plantearon para el Centro está la creación de la red colombiana de computación avanzada, que tiene que ser con RENATA. Lo mismo se hizo en Brasil, en México y en Argentina.

También queremos ver cómo generamos diversidad tecnológica, somos muy dados a utilizar tecnología creada en Estados Unidos y no es muy buena idea casarse solo con empresas norteamericanas. Queremos hacer vigilancia tecnológica para proyectar como país y tener tecnología europea o asiática, pero de manera coordinada. Con el equipo de gente que ha estado trabajando en el centro, podemos generar este tipo de comunidad para no dar pasos a ciegas. En otros países, este tipo de Centros plantean hojas de ruta para el país”.

¿Qué software corre en la unidad de supercómputo, herramientas de programación, base de datos, rutinas matemáticas, qué tipo de cálculos se hacen?

“Hay dos tipos de cosas. La parte de fábrica, que es lo que permite que opere la infraestructura, está casi toda basada en software libre, software hecho por nosotros, por ejemplo, el sistema operativo es en Linux. Y en la parte de servicios hay varios, desde software comercial licenciado que usa la gente de petróleos hasta software que se usa para investigación. El 60% del software que utilizamos es desarrollado por nosotros o en colaboración con nosotros. Lo que hacemos son cosas que se especializan en cómputo científico, simulaciones climáticas, base de datos, inteligencia artificial, visualizaciones. Tenemos toda una gama acorde con los diferentes usuarios que tenemos.  

La mayoría de científicos usa software libre y lo soportamos. Los industriales usan software que es licenciado, privado. Tenemos diferentes niveles, un nivel de fábrica para que las cosas operen, otro para que la gente desarrolle y otro que ya son las aplicaciones que usan los diferentes usuarios. 

El staff del Centro es de unas 10 personas para operación. Pero, para los proyectos, hemos tenido contratado hasta 90 personas. Todo depende de los proyectos”.

¿Nos puede comentar acerca de resultados científicos logrados en el laboratorio?

“Tenemos una serie de patentes ligadas a la parte farmacéutica, precisamente para poder ayudar a los mexicanos a detectar muy rápido el H1N1, cuando las personas se bajen de un avión, con una muestra de saliva, se sacan unas trazas y en menos de un minuto se da el resultado. Nos ganamos un premio el año pasado en México como la investigación más importante de informática aplicada realizada en el continente. Aquí en Colombia no se hizo mucho ruido pero en México nos quieren mucho por esto, el Presidente de México fue el que nos entregó el premio.

Tenemos otro, por ejemplo, en infraestructura, encontramos una manera en la cual podemos aprovechar mucho mejor el uso de unos dispositivos electrónicos para acelerar los cálculos. Esto también significó una serie de premios interesantes.

Están también todos los desarrollos que se han hecho para la industria petrolera. Ayudamos a mejorar un algoritmo para hacer análisis a las señales sísmicas, esto nos valió un reconocimiento muy importante de Ecopetrol. 

Una función muy importante de las redes académicas es que la gente conozca qué es lo que se hace. Nosotros como científicos, lamentablemente, somos muy malos divulgando lo que hacemos, porque usamos palabras que la gente no entiende o simplemente porque esperamos que el reconocimiento nos lo den los pares.

Nosotros no podemos pensar como país que la red avanzada se va a auto sostener, eso no es cierto. El Estado colombiano, así como mantiene sus carreteras, debe mantener la red de conectividad avanzada, porque eso es lo que da ganancia tanto comercial como social, a largo plazo”.

¿Qué harías con RENATA?

“Me ha gustado que RENATA se “refundó”. Se debe mantener integrada con las redes mundiales. La tecnología no es una cuestión de países, es un tema global. RENATA no debería verse preocupada por su sostenibilidad, sino por el impacto que pueda generar en la sociedad y en la construcción de comunidades académicas.

Yo comparo a RENATA como con un sistema nervioso del país, necesita conectar a la gente de diferentes comunidades académicas que nos permitan pensar en los problemas, no solamente de la comarca, sino problemas regionales y de impacto nacional e internacional también.

Se necesitan mejores recursos que puedan soportar la red. Que haya una confianza y diferencia en la calidad de servicio, y que se genere conocimiento que tenga victorias tempranas. Que RENATA sea esa red tecnológica avanzada que el país necesita. Hacer ciencia y tecnología genera autonomía de país”.  

Y dado que hemos hablado sobre la importancia de la divulgación, Carlos Jaime nos pide “la cuña” sobre dos eventos que quiere compartir:

“En TICAL vamos a tener una jornada completa con RedCLARA para cómputo avanzado, lo vamos a manejar con SCALAC, Servicio de Cómputo Avanzado para América Latina y el Caribe, y con la Red de Colaboración de Europa y América Latina. 

Adicionalmente, Colombia es sede este año de la Conferencia Latinoamericana de Alto Rendimiento, que se realizará del 26 al 28 de septiembre, en Bucaramanga. Investigadores e industria de todo el continente. Más allá de las conferencias, la gente aprovecha para reunirse y proponer nuevos proyectos, esto es la fortaleza más grande esta conferencia. Encuentran aquí más información: http://www.ccarla.org/”.

¡Qué excelente oportunidad la de conversar con Carlos Jaime Barrios! un duro en el tema tecnológico, en la realización de proyectos con la industria, en la generación de competencias. Lo bueno de este artículo es que habla de sueños realizados, de resultados y proyectos terminados. Así es comunidad, ¡sí se puede investigar en Colombia!

Aprovechamos la oportunidad también para otra cuña: invitamos a toda la comunidad académica y científica de Colombia, a enviarnos sus escritos para publicar en el blog RENATA. Los invitamos a participar en nuestro blog de investigación y educación.

Pueden compartir sus proyectos, sus experiencias y anécdotas, sus opiniones, sus ideas, pero todo enmarcado en el quehacer académico y de investigación. El post no debe tener más de 3 cuartillas de extensión, en letra Arial 12.

¡Adelante, comunidad! ¡A visibilizarnos y compartir nuestras opiniones!

Y ustedes amigos, gracias por leernos, ¡hasta un nuevo #ConRENATAharía!




#VisionariosRENATA: Fernando Dávila

Por: Claudia Berbeo

¡Hola amigos lectores y seguidores del blog RENATA!

Nuestra Red Nacional Académica de Tecnología Avanzada, RENATA,  NREN de Colombia, está de cumpleaños. Son 11 años los que cumplimos, construyéndonos, reinventándonos, generando oportunidades y mejorando cada día, con el objetivo de brindar el mejor escenario tecnológico y de red, a toda la comunidad académica y científica del país.

En esta oportunidad tuvimos el orgullo de entrevistar a Fernando Dávila Ladrón de Guevara, rector del Politécnico Grancolombiano, uno de los fundadores de RENATA y primer presidente de la Red en etapa de conformación entre enero y diciembre de 2006.

Fernando es ingeniero de sistemas, y en sus propias palabras: “graduado en aquellas épocas cuando no había ni redes”. Fue empresario, creó una empresa que se llamó Compuclub, que buscaba enseñarle a la gente a usar microcomputadores, algo que no era muy obvio hace 30 o 35 años. Vendió Compuclub al Poli (como de cariño llama a su Universidad) en 1996, y en 1999 entró como Vicerrector de Tecnología de la institución. Considera este hecho como algo interesante porque evidencia que la innovación y la tecnología siempre han sido elementos fundamentales de la universidad. En aquellos años y en otras universidades, la Dirección de Sistemas dependía del Gerente Administrativo, que dependía del Vicerrector Financiero, es decir, la tecnología estaba como en un cuarto nivel. En el Poli, estaba en un segundo nivel, era una Vicerrectoría. El Poli desde entonces entendía que la tecnología era fundamental para el desarrollo de la institución, lo que se ha visto en el transcurso del tiempo. En el 2006, lo nombran Vicerrector Académico, y en el 2012, lo nombran Rector. Así nos lo comenta:

“Como ingeniero, he tenido la ventaja de tener un conocimiento de la tecnología, que unido a las necesidades que tiene la universidad desde el punto de vista de gestión, académico, es muy interesante. En el año 2000, el Decano de la Facultad de Ingeniería de Sistemas que existía en ese entonces, se retiró y el Rector me pidió apoyo como Decano Encargado, así que fui durante  un tiempo, Vicerrector de Tecnología y Decano de Ingeniería de Sistemas a la vez, lo cual fue interesante porque estaba en el tema técnico pero también tenía una responsabilidad en la parte académica, lo cual me dio la posibilidad de entender y unir estos dos mundo. Empecé a desarrollar sistemas y aplicaciones y proyectos para la Universidad, que nacían de la misma academia.

Hoy en día, el Poli tiene cerca de 50.000 estudiantes, de los cuales hay 10.000 presenciales y 40.000 virtuales. El Poli es nacional, tenemos estudiantes de 750 municipios del país como Fundación, Apartadó, Santa Marta, San Andrés, Manizales. 

Este último mes ha sido tremendamente interesante porque me ha permitido reflexionar sobre mi labor y en definitiva, el Poli se tiene que seguir transformado porque tenemos que prepararnos para la demanda que tenemos y que se nos viene, y hay que conocer la realidad del país para adaptarnos a las opciones y a las situaciones de las regiones”.

¿Qué es lo que la tecnología puede hacer por el país y sus regiones?

“Desde el punto vista de cobertura y tecnología, los últimos dos gobiernos han hecho un trabajo importante, pero falta el último impulso y creo que ahí es donde RENATA debería ser muy fuerte. Está bien el tema de la investigación y las grandes acciones, pero nuestro país va mucho más allá de eso, necesitamos más impactos en las comunidades, hay que llegar a muchos más colombianos y eso es más importante que muchas otras cosas.

Cuando uno llega a las regiones y encuentra el potencial, el interés, los deseos que hay de estudiar, de formarse, uno dice: miércoles, ¡estamos equivocados si seguimos manejando a Colombia desde Bogotá! Colombia es un mundo impresionante, y si nosotros como universidad no entendemos eso, estamos en problemas.

Conocer a nuestros estudiantes y sus contextos es muy importante. Tenemos gente de todas las edades y culturas, tenemos personas mayores, tenemos indígenas. Vamos a Fundación (Magdalena) y allá hay conectividad y tenemos un Centro de Servicio Universitario.  Por ejemplo, tenemos indígenas que están a dos horas en moto y por una carretera bastante complicada, de un punto Vive Digital cuyo funcionamiento necesita mejorar. Acabamos de hacer un análisis de lo que implica poder llevar conectividad al resguardo. Ellos tienen 7 computadores pero, ¿qué ganamos con que tengan computadores sin conectividad? Hay una solución que cuesta $80.000.000 al año, estamos buscando un patrocinador o una empresa con responsabilidad social que lo haga. Ahí hay un potencial divino y con algo concreto.

La anterior Ministra de Educación dijo que las licenciaturas, por ejemplo, deberían ser presenciales, que los profesores deberían ir a estudiar para ser profesores. ¡Ella no entendió el modelo virtual! En septiembre estuvimos en Fundación y fuimos con la Viceministra de Educación y uno de los indígenas le decía que no tenía otra oportunidad sino con la educación virtual, por las distancias, por su trabajo, por su familia. No podría simplemente ausentarse y viajar a la ciudad (probablemente Santa Marta en este caso) para presentarse a una universidad. Que mejor que hagan sus prácticas en sus escuelas pero recibiendo los conocimientos virtualmente.

Aceptar los modelos virtuales, es darle oportunidades a las personas. Esta preparación se convierte en herramientas, las cuales se convierten, a la vez, en proyectos, en pensamientos creativos y propositivos en búsqueda de soluciones para su comunidad.

RENATA tiene un gran potencial para llegar con cosas muy concretas a las regiones, llevando la oportunidad para desarrollarse y aportar al país. Necesitamos tener impactos reales”.

RENATA cumple 11 años de constitución, pero muchos años más desde que se comenzó a discutir sobre el tema, ¿cómo fue la historia de la creación de RENATA?

“Uno de los problemas iniciales en Bogotá, es que las universidades querían conectarse directamente con Internet2 o Europa, no necesitaban asociarse con otra universidad en el país. Luego el Gobierno definió que ninguna podía entrar directamente sino que tendría que conectarse a través de una red nacional, y a la cual se podían conectarse solamente las Redes Académicas Regionales y  así nace RUMBO

Ya habíamos tenido una experiencia muy bonita con la creación de la Red de Decanos de Ingeniería de Sistemas, REDIS, entonces nos reunimos con los Andes, la Nacional y la Javeriana, y comenzamos a armar RUMBO. Y pusimos una condición y es que a las reuniones solamente podía asistir el Director de Tecnología. Si no puede, que no venga. En ese entonces definimos que lo importante era poner la tecnología y nosotros no nos preocupábamos por los contenidos. Luego ya nos reunimos con las demás Redes Académicas Regionales y se conformó RENATA , también estaban el Ministerio de lTIC, el Ministerio de Educación Nacional y Colciencias. 

¿Por qué en otras partes de Colombia ya existían Redes Académicas Regionales y en Bogotá no?

“En ese entonces, el mayor beneficio de estar conectados como una Red Regional era que las universidades se reunían y compraban conectividad más económica, con negociaciones de economía de escalas. En Bogotá, cada universidad tenía ya su propia conectividad, aquí no había una necesidad”.

Fernando Dávila fue el primer Presidente de RENATA, de enero a diciembre del 2006. Le preguntamos, ¿cuáles fueron las principales acciones y retos al recibir esa naciente RENATA?

“Nuestro primer reto fue entender qué era RENATA, recuerdo que pensaba: aquí vamos, ahora, ¿esto para qué sirve? No fue fácil, la red es más que simplemente conectividad.  

Parte de la problemática es que las universidades no se habían empoderado de las redes, tal vez por desconocimiento, los investigadores no la sabían explotar. Entonces ese primer año, nos dedicamos a entender a las universidades y ver cómo potenciar su acción con el uso de la red. Evidenciamos que hay muchas luchas internas, hay que ir mucho más allá del poder, no es fácil el trabajo interinstitucional.

En algún tiempo, el Poli y otras universidades dejábamos los equipos de cómputo prendidos en las noches para que otros en la red pudieran utilizar la capacidad de cómputo.

Con RENATA hay que hacer cosas de impacto en la comunidad, cosas que sean masivas”.

¿Cuáles son las recomendaciones para fomentar el trabajo colaborativo?

Primero, un tema clave es que, sea la red que sea, depende es de las personas. Y eso no se puede olvidar. Puedes tener una red tecnológica de primera, pero si tú no logras que los usuarios que están en la red tengan una relación de personas, es muy difícil que la red funcione, se necesita ser amigo. Es como un equipo de fútbol, si entre los jugadores no se hablan y son amigos, eso no funciona. Para la red, es clave que exista una relación personal de los que están allí, para poder generar ideas, para sentirse que son parte de una comunidad, que pueden desarrollar cosas y que pueden dejar de lado el egoísmo o la predisposición. Tener esa relación es muy importante en una red de estas características, porque o si no, se vuelve algo frío e individual. 

Segundo, que a las reuniones siempre vayan las personas que son, no mandar representantes o personas descontextualizadas, es la forma de avanzar y de mantener esas relaciones con las personas.

Tercero, hay que tener victorias tempranas. Hay que mostrar impactos concretos y directos, cosas que se entiendan y sean prácticas, y que beneficien a la comunidad.

¿Cuál es el futuro de la investigación en Colombia?

A esta pregunta, Fernando nos responde con otra pregunta y reflexión que é mismo contesta:

“¿Cuál es la investigación que necesita el país? Yo opino que es una investigación aplicada. El país lo que necesita es que se desarrollen investigaciones muy aplicadas a las necesidades de nuestras regiones, hay que ver proyectos concretos que tengan impacto en las realidades de Colombia.

El tema de las revistas indexadas y los artículos de investigación, con miles de estos artículos publicados y muchos doctores graduados, es algo a lo que no le estoy viendo un resultado concreto. Yo me sueño con algo más práctico, por lo pragmático que he sido y la formación que tengo, cosas concretas que se usen y que tengan una aplicación en el mejoramiento de alguna calidad de vida.

Mira por ejemplo, nuestros estudiantes virtuales van a ser en el futuro unos generadores de avances, porque en su formación virtual desarrollan su autonomía, aprenden a aprender solos, a investigar y a indagar, y eso le va generando unas competencias muy interesantes. Además, estando ellos en las regiones, en la realidad de Colombia, tienen muchas problemáticas y por ende, muchas oportunidades de reflexión que les permiten desarrollar temas, puede que no bajo los pasos estrictos de un proceso de investigación científica, pero con resultados aplicables y que solucionen ciertas problemáticas a las que sus comunidades se enfrentan. Yo me imagino una ciencia que llegue a ese tipo de soluciones”.

¿Cómo las NREN como RENATA, son indispensables para el desarrollo de los países?

“RENATA es clave para que los países tengan unas estructuras que le permitan a organizaciones como las nuestra, tener caminos por donde transitar y seguir. Necesitamos es que sea más fuerte, que se desarrollen esas investigaciones y acciones prácticas, y que se lideren, por ejemplo, esas negociaciones a escala para licenciamientos”.

Fernando Dávila es Rector de una gran universidad colombiana, bloguero de El Tiempo, twittero, ¿qué más hace, cuáles son tus hobbies?

“Mi hobbie era jugar fútbol, ahora me toca verlo no más. Tengo mi familia, mis tres hijos, llevamos 36 años de casado con mi señora.

Hay un tema que me apasiona que es la información, para mí es algo que me llena y no me importa si me pagan o no, por eso tengo mi canal de Youtube. El día que me retire, seguiré con mi canal y aportando mis conocimientos y opiniones”.

Nos despedimos de Fernando, agradeciendo su tiempo, sus anécdotas y sus francas, diferentes e interesantes posiciones, su visión. Seguimos evaluándonos, aprendiendo y mejorando. Con RENATA tenemos mil oportunidades para crear y ejecutar proyectos. Aprovecharemos todo lo aquí charlado para que sigamos creciendo y propiciando, desde nuestro quehacer, esos proyectos y actividades sobre la red, y que tengan mayor impacto en la realidad nacional.

Los invitamos a seguir los canales digitales de Fernando Dávila, y compartir también con él en sus canales sociales:

Blog EL TIEMPO “Voces de la Academia”: http://blogs.eltiempo.com/desde-la-academia/

Youtube: https://www.youtube.com/user/fdavilaldg

Twitter: @FDavilaL

¡Nos vemos en un próximo #VisionariosRENATA!




Cuarta sesión de #ConociendoaRENATA: El protocolo IPv6 en Colombia

Por: Claudia Berbeo

¡Hola amigos de #ConociendoaRENATA!

 En esta sesión conversamos sobre IPv6, el protocolo de Internet que es la solución al agotamiento de las direcciones de la red en el mundo, lo cual permite que cualquier dispositivo se conecte.

Este #ConociendoaRENATA se realiza en el marco del Día Mundial de Internet, y es presentado por Erika Vega, coordinadora de infraestructura de RENATA, quien forma parte del directorio de la Comunidad de Operadores las Redes de América Latina y el Caribe – LACNIC. Erika es ingeniera de telecomunicaciones con especialización en consultoría para la implementación de las telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Valencia. Desde el año 2013 trabaja en RENATA, implementando el protocolo IPv6 a entidades del Estado e Instituciones de Educación superior, apoyándolas en temas de investigación, soporte y capacitación en torno a este protocolo. Adicionalmente, hizo parte del grupo de profesionales que planeó, diseñó y apoyó la construcción de la nueva red de fibra de RENATA a nivel mundial.

Antes de iniciar, les contamos que el Día Mundial de Internet surge como una iniciativa de la Asociación de Usuarios de Internet, y se celebra en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, España, Ecuador, México, Perú, Paraguay, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. La primera vez que se celebró fue el 25 de octubre del año 2005, pero en noviembre de ese mismo año, la Cumbre de la Sociedad de la Información propuso a la Asamblea General de las Naciones Unidas, la designación del 17 de mayo como el Día mundial de la Sociedad de la Información, que luego tomó el nombre del Día de Internet, y el propósito es dar a conocer el alcance y las funciones que tienen las nuevas tecnologías.

Este protocolo permite que más dispositivos, equipos de cómputo, teléfonos móviles o tabletas en cualquier institución, puedan conectarse a la red, abonando el camino para la implementación de redes de nueva generación, el Internet de las cosas y acceso a contenidos exclusivos que requieren de este protocolo.

A continuación les compartimos la relatoría de la presentación realizada por la ingeniera Vega:

Antecedentes

  • En 1962, JCR Licklider, jefe del departamento de computación en ARPA, describía una red galáctica como un conjunto de computadores globalmente interconectadas que permitiera el rápido acceso a programas y datos desde cualquier parte.
  • Desde allí empiezan a nacer las ideas y las investigaciones sobre establecer un canal de comunicación exclusivo entre un emisor y receptor, para dividir la comunicación en paquetes hacia rutas diferentes.
  • Luego en 1973, se crea el protocolo TCP o protocolo de control de transmisión, que fue el método para conectar entre sí redes con diferentes interfaces, tamaños de paquetes, convenciones y tasas de transmisión.
  • Recursos necesita Internet para su funcionamiento: Direccionamiento tanto de IPv4 como IPv6, y los números de sistema autónomo.
  • Internet ha revolucionado la informática y las comunicaciones como ninguna otra cosa a nivel mundial, por lo que se empezaron a crear autoridades que tuvieran el manejo de estos recursos de Internet.
  • Autoridades: IANA (asignación de números en Internet a los Registros de Internet regionales o RIRs).
  • Hay 5 RIRs en el mundo: ARIN (América Anglosajona), RIPE (Europa, el Oriente Medio y Asia Central), APNIC (Asia y la Región Pacífica), LACNIC (América Latina y el Caribe) y AfriNIC (África).
  • Colombia es parte del LACNIC.
  • Como Internet empezó como un laboratorio y no como una red de uso masivo, cuando se creó el protocolo IPv4 y su esquema de direccionamiento, habían las direcciones necesarias para asignarse y usarse. Cuando Internet empezó a ser comercial, se empezó a notar que había un agotamiento de las direcciones IPv4 para el futuro.
  • Cada RIRs definió 4 fases de entrega del espacio de direccionamiento para la entidad que lo solicitara, empezando por la Fase 0. En este momento estamos en la Fase 3, la última fase, lo cual significa que las direcciones se están agotando.
  • La fase 3 inició el 15 de febrero del año 2017 se empezaron a asignar bloques de direccionamiento postagotamiento asignados por la IANA.
  • La idea es que se dé fin a la asignación de las direcciones de IPv4 al final del año 2019.
  • Por lo anterior, se empezó a trabajar el protocolo IPv6, pues se necesita un espacio más grande de direcciones que se puedan utilizar en Internet.

Características de IPv6

  • El protocolo IP es un número único que transita por Internet y que permite establecer la conectividad con todos los puntos que necesitemos. Este protocolo permite identificar inequívocamente en Internet, de dónde vienen y hacia dónde van los datos.
  • IPv4 tiene un formato de direcciones de 32 bits, esto son: 4.294.967.296 direcciones.
  • En IPv6, se tienen 128 bits, esto son: 340.282.366.920.938.463.374.607.431.768.211.456 direcciones. ¡Un gran número!
  • Para que un dispositivo pueda estar conectado a la red, necesita de una asignación de este direccionamiento. Como Internet se está usando a nivel mundial, con IPv4 nos íbamos a quedar cortos porque tendríamos 4.295 millones de direcciones para asignar a los diferentes dispositivos a nivel mundial y conectarlos a Internet. Con IPv6 tenemos 340 trillones de trillones de direcciones para asignar y hacer uso de Internet.
  • Para la demanda que tenemos en Internet, con IPv6 vamos a cumplir con la asignación de direccionamiento necesario. Es como si comparáramos el sol con una pelota de golf, en donde la pelota de golf es el protocolo IPv4 y el sol es el protocolo IPv6.
  • Internet de las cosas está muy ligada al direccionamiento de IPv6, pues por la cantidad de dispositivos que se utilizarían, no habría forma de conectarlos con los direccionamientos disponibles del protocolo IPv4, pues sería imposible asignar una dirección IP a cada dispositivo que se conecte a la red.
  • El esquema de direccionamiento de cada protocolo es diferente. El IPv4 tiene una sintaxis decimal, y el IPv6, una sintaxis hexadecimal.

IPv6 en Colombia 

  • El Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones ha venido trabajando en una serie de documentos de preparación para la transición al protocolo IPv6, e identificación de las problemáticas de IPv4 en las instituciones del Estado. En 2011, se publica la Circular 002 mediante la cual se da una promoción para la adopción y se identifican requisitos para las adquisiciones que deben hacer las entidades del Estado para dicha transición.
  • El Ministerio TIC también publica la Guía de transición del protocolo IPv6 y la Guía del aseguramiento del protocolo IPv6 
  • Resolución 2710 de Octubre de 2017 en donde se indican los lineamientos para la adopción y los plazos que tienen las entidades tanto de nivel territorial (diciembre de 2020) como para nivel nacional (diciembre de 2019), para hacer la transición al protocolo IPv6.

IPv6 en RENATA

  • Desde el año 2008 hemos hecho varios trabajos enfocados en el protocolo IPv6.
  • Para RENATA, como red de investigación, es importante probar y abrirle paso a estas nuevas tecnologías.
  • Tenemos nuestra red en Dual Stack desde el 2009, esto significa que tenemos los dos protocolos funcionando sobre RENATA sin ningún problema.
  • Entregamos direccionamiento IPv6 a todas las instituciones que están conectadas en la red.
  • Participamos en el Convenio con el Ministerio TIC para la promoción y divulgación del protocolo IPv6 en Colombia.
  • Hemos hecho sensibilización y capacitaciones en las instituciones vinculadas a la red.
  • Hacemos el acompañamiento en la implementación del protocolo en entidades del Estado.
  • Tenemos 8.000 funcionarios públicos sensibilizados en el uso del protocolo, más de 150 servicios implementados, más de 128 instituciones intervenidas y más de 350 personas de TI capacitadas en el protocolo.
  • Hemos participado en diversos convenios que buscaron impulsar y adoptar el protocolo IPv6, en donde hacemos capacitación, diagnóstico, construcción del plan de implementación, y acompañamiento en la implementación del protocolo.
  • Estamos acompañando y apoyando la transición a IPv6 a la Contraloría de Bogotá, Colciencias, entre otras entidades, así como a las instituciones vinculadas a RENATA.
  • El proceso de transición del protocolo IPv6 tiene una duración de mínimo 6 meses, según la infraestructura a impactar. En este proceso, RENATA desarrolla:
  • Capacitación para el personal de TI.
  • Recomendaciones para dispositivos y software sin soporte del protocolo.
  • Generación de un plan de transición, configuraciones, etc.
  • Acompañamiento en la adquisición del direccionamiento IPv6.
  • Construcción del plan de direccionamiento y asignación.

Una vez finaliza la presentación y como es el espíritu de esta actividad, abrimos las preguntas al público para que compartiera sus inquietudes sobre el tema.

Desde Facebook Live pregunta, Carlos Arturo Fajardo, desde Corporinoquía, en Yopal, ¿cómo RENATA puede apoyar para la adopción del protocolo?

“RENATA puede apoyar en toda la transición, empezando desde cero, iniciando por el diagnóstico de la infraestructura hasta la última fase que es la implementación de la red. El proceso consta de tres fases:

  1. Planeación y alistamiento
  2. Implementación
  3. Monitoreo

Necesitamos tener un acercamiento con la institución y la infraestructura de la institución para poder explicarles las actividades que se desarrollan en cada una de las fases”.

Nuevamente a través de Facebook Live, ¿cuáles pueden ser las consecuencias si el protocolo IPv6 no es implementado por una institución o un centro de investigación?

“Si estamos hablando de una entidad a nivel público, el Ministerio TIC está trabajando con los proveedores de servicio para el no uso de este servicio, si no cumplen con la resolución del año pasado.

Si hablamos de una entidad privada, los riesgos que se corren es el agotamiento del direccionamiento que ya fue asignado porque en LACNIC, que es el registro que nos entrega los recursos a nosotros o sea el recurso IPv4 que tiene la entidad o el recurso del direccionamiento IPv4 que tiene el proveedor que le presta a la entidad el servicio de Internet, fue asignado por LACNIC. Si estas entidades ya tienen el recurso IPv4 y ya lo tienen dividido y asignado a diferentes instituciones, este recurso se está agotando y la asignación no se va a volver a realizar porque es una entidad que ya lo tiene, porque ya estamos en la fase 3, en la última fase de agotamiento.

Entonces en caso de que la institución o la entidad no hagan la implementación del IPv6, y necesite crecer en cuanto a infraestructura, sedes, servicios o aplicaciones que utiliza, no va a tener direccionamiento para asignar, entonces su crecimiento se va a ver afectado.

Adicionalmente, es el conocimiento que dejaríamos de adquirir por no hacer la transición del protocolo, para que nos comencemos a familiarizar con él”.

Amigos, este tema es clave. Por favor si tienen dudas e inquietudes sobre el IPv6, su importancia e implementación para su entidad, escríbanle a nuestra experta nacional en el tema, la ingeniera Erika Vega al correo erika.vega@renata.edu.co.

¡Hasta un próximo #ConociendoaRENATA!




#VisionariosRENATA: Doctor Jorge Reynolds Pombo, colombiano e inventor del marcapasos

Por: Claudia Berbeo

¡Hola queridos amigos! En esta edición de #VisionariosRENATA, queremos compartirles una conversación que tuvimos el honor de realizar con el Doctor Jorge Reynolds Pombo, colombiano, orgullosamente inventor del primer marcapasos que se hizo en el mundo, y que se le puso a un paciente. ¡Qué conversación! Este fue un espacio para conocer su visión para inspirar y reflexionar sobre la investigación en Colombia.

A esta entrevista nos acompañó Luz Miriam Díaz, nuestra Directora Ejecutiva, a quien el Doctor Reynolds también “entrevistó” acerca del estado de RENATA y las oportunidades que la red ofrece para potenciar las investigaciones científicas del país.

El Doctor Jorge Reynolds creció entre condensadores, resistencias, entre radios, gracias a la profesión y los conocimientos de su señor padre. Desde pequeño le encantó experimentar con elementos y juguetes tecnológicos. Vivió la invención del transistor, la cual cambió el mundo y sus dimensiones. Luego, la de los teléfonos celulares, la nanotecnología, las impresoras 3D, los drones. Y de todos estos inventos, él crea oportunidades, los transforma en herramientas que solucionan una necesidad. Estudió el corazón de las ballenas, creó el nanomarcapasos que ya no necesita pila porque se alimenta de la energía que genera la misma contracción del corazón y que está conectado al celular del médico, creó un nuevo fonendoscopio que analiza información, está trabajando en un dron para emergencias cardiológicas, y muchos proyectos más. Es un impresionante visionario de la tecnología y su uso más delicado, y uno de las personas más Geek que conozco. Le preguntamos al Dr. Reynolds, ¿cómo hace usted para estar tan al día de la tecnología y qué lo inspira a ser tan creativo?

“Yo me levanto más o menos a las 4:00 a.m. y estoy de una hora a hora y media, mirando qué hay en el mundo de tecnología que me pueda interesar. Luego, dos personas me seleccionan, filtran y profundizan en la información que más me interesa. Yo doy entre dos a tres conferencias semanales en diferentes partes. Por una conferencia, yo viajo a Europa un día y vuelvo. Yo ya no hago turismo, pero todavía, a los 83 años, me puedo mover. Todo esto lo hago sin ayuda del Gobierno ni de Colombia, todo lo consigo por fuera. En Colombia no hay cómo hacer cosas grandes, la gente no entiende. Estoy dedicado parte a docencia, a conferencias, y a unos 4 o 5 proyectos que están funcionando con mis estudiantes”.

Usted dice que fue mal estudiante en el Colegio, que era un desastre, estuvo en 7 colegios por diferentes circunstancias. Usted armaba y desarmaba radios, y hacia cosas que según la época no le correspondían a un niño. Y esta rebeldía le funcionó muy bien porque usted, no sólo inventó el marcapasos, ¡sino que además lo hizo a los 21 años de edad! ¿Qué necesitamos en la educación, para que haya más niños que hagan cosas que no les corresponden según la época?

“En el colegio me rechazaban, me decía que yo estaba jugando porque esas cosas (yo armaba radios de galena) no se entendían en ese tiempo, me decían: “usted tiene que estudiar”.

Yo hago muchas cosas con niños. Les enseño que tienen un corazón y desde pequeños tienen que cuidarlo, haciendo ejercicio, comiendo de forma nutritiva. El corazón es un sistema eléctrico. La comida que injerimos tiene sodio, potasio, calcio, crean la electricidad para el funcionamiento del corazón y del cerebro. Se les entrega un plátano, un huevo duro y un limón, y con las cáscaras de los tres, que son los que producen la energía eléctrica. Entonces con un mortero los machacamos todos y le ponemos un voltímetro, y así se les muestra cómo estos elementos producen electricidad, esta electricidad es la que le da la energía al corazón y al cerebro”.

Dr. Reynolds, usted trabajó 27 años con las ballenas jorobadas desarrollando tecnología en beneficio humano, aprovechando las similitudes del funcionamiento de ambos corazones, dado que son corazones mamíferos, así como creando arte con el canto de las ballenas. Ha trabajado 18 años en el nanomarcapasos. ¿Cree usted que la paciencia y la disciplina, son cualidades presente en los investigadores colombianos?

“Sí, hay que planear un proyecto pero uno tiene que ser lo suficientemente elástico porque durante un proyecto de investigación los parámetros pueden cambiar. En Colombia se hacen “cositas con platicas”, todo en diminutivo. Para hacer cosas grandes hay que trabajar con Estados Unidos o Europa. Claro que hay que reconocer el inmenso apoyo de la Armada Nacional para toda la investigación con las ballenas.

Hemos hecho cosas, inclusive no muy costosas, con el Gobierno Americano, con Franceses, Ingleses, pero en Colombia, poco se ha podido. Uno tiene que tener por lo menos cinco o seis proyectos en desarrollo para que salgan dos o tres”.

En RENATA estamos convencidos del potencial del trabajo colaborativo, y ese es precisamente uno de los pilares de nuestra labor. Usted tiene un grupo interdisciplinario en la Clínica Shaio, pero además en sus proyectos usted trabaja con diferentes universidades y centros de investigación, con entidades del Gobierno, con otros países. Dr. Reynolds, ¿cuál es la clave para que todos estos actores trabajen juntos, motivados, coordinados, aportando su conocimiento y construyendo en equipo?

“Hoy en día hay que entender que todo es interdisciplinario. Antes los médicos iban por un lado, los abogados por otro, los ingenieros por otro, los artistas por otro. No, hoy hay que formar grupos interdisciplinarios, y por supuesto para hacer desarrollos verdaderos hay que planificar las cosas con tiempo y tener la plata para hacerlos.

Los productos de esas investigaciones normalmente son videos y publicaciones científicas, aunque no soy tan partidario de las publicaciones científicas, hay que hacerlo porque es una condición, pero yo creo que las publicaciones en revistas científicas ya no son tan importantes porque los medios de difusión ya son diferentes. Tengo magníficas relaciones con National Geographic, Discovery Channels, la BBC, y con ellos hacemos varios programas”.

RENATA es la red nacional de investigación y educación de Colombia. Tenemos una infraestructura de tecnología avanzada y unos servicios que permiten conectarse con miles de científicos en el mundo, acceder a recursos compartidos como la computación de alto rendimiento, la interconexión de laboratorios, las simulaciones, la telepresencia, acceder a datos y a repositorios entre muchos beneficios más. ¿Cómo pueden aprovechar los científicos de nuestro país estos elementos a los que pueden acceder a través de RENATA?

“Bueno, es que los sistemas virtuales son los que se imponen hoy en día. Las revistas y otros medios de difusión de la ciencia y la tecnología siguen vigente pero a la juventud ya no les gusta leer revistas. Aunque seguimos promoviendo la lectura, las nuevas generaciones van es a lo virtual, todos con su celular. La gente del milenio que ya van a ser personas profesionales, van a actuar totalmente diferente, ellos vienen con un manejo de la información diferente a lo que tenemos. Por todo lo que es y significa, RENATA es importantísima.

¿Cómo le gustaría que fuera el futuro de la investigación en Colombia?

Podemos saber más o menos que va a pasar en cinco años. Saber qué pasará en 10 años es casi imposible, lo que sí sabemos es que el mundo va a ser muy diferente, mejor, no lo sé, pero sí va a ser muy diferente. Sería muy complicado no adaptarse o ser indiferente a esos cambios, o tratar de forzar las cosas a como nos las enseñaron.

Lo que sí es cierto es que hay estudios que demuestran que ha ido aumentando la longevidad de las personas. Para el año 2035 el promedio de vida estará en los 100 años.

El manejo del estrés de la juventud es diferente al que hacemos nosotros. A nosotros nos provoca angustia, la juventud lo toma diferente. Son mucho más retraídos de expresar su propio estrés. Yo tengo muy buenas relaciones con mis estudiantes, uno debe tratar de darles un consejo, no tratar de imponerle.

Uno tiene que entender que los niños de hoy en día, los investigadores del futuro, tienen una estructura cerebral diferente, y eso lo hemos hablado con Rodolfo Llinás, con quien somos cercanos. Son niños que nacieron en un medio diferente, las partes evolutivas del cerebro han ido cambiando fuertemente en los últimos 30, 40 años. Son personas que piensan y actúan diferente. La evolución no se sabe si se aceleró o atrasó, pero de que cambió, cambió.

¿Cuáles son sus hobbies?

Mi hobbie es el corazón.

 También me gusta hablar con la juventud, oírlos, tratar de entenderlos, no los entiendo completamente pero trato de hacerlo y que de ese entendimiento salga algo racional, nunca como una represión a lo que hacen sino como una posible orientación a su futuro”.

Sabemos que esta respuesta está publicada en viarios medios, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de emocionarnos con su relato. Dr. Reynolds, ¿cómo se le ocurrió el marcapasos?

Ya son 60 años de la creación del marcapasos y ese primer implante al sacerdote ecuatoriano. Usted se fue a estudiar a Londres y luego volvió y se quedó en Colombia. Usted ha impactado la educación médica, en ingeniería, en física, química y en matemáticas. Usted ha salvado a 80 millones de vidas, y sigue trabajando para beneficiar a los demás. ¿Qué consejo les da a los investigadores en Colombia?

Que estudien, que si tienen ideas las traten de volver reales, que consulten con las personas que les pueden dar un consejo y que no paren, lleven adelante esas ideas y vuélvanlas una realidad.

Yo escribí un libro que se llama “La ingeniería del corazón”, he escrito más o menos 70 libros. La cardiología hay que convertirla en una profesión completa por la complejidad del corazón. Yo cada día aprendo que sé menos.

Hay que aprender y estudiar toda la vida”.

Al final de la entrevista, el Dr. Reynolds nos presentó a su equipo de trabajo, estudiantes que se le acercaron en algún momento para pedirle guía con proyectos de tesis, y han llamado su atención. Además de su trabajo científico, Reynolds prepara a estos jóvenes para un futuro real, para aterrizar proyectos, buscar financiaciones y les muestra cómo es que funciona la investigación en Colombia y alrededor del mundo. Muy orgullosos de sus avances, nos cuentan, por ejemplo, que tienen un aplicativo donde modelan un corazón virtual, no es un corazón artístico, este está basado en un corazón real, fiel a la anatomía de un paciente sano”, nos explican. El laboratorio de estos jóvenes está lleno de resistencias, diodos, transistores y demás elementos electrónicos. Esto es desarrollo de la ingeniería pura al servicio de la vida humana.

El tiempo que nos concedió para esta entrevista el Dr. Reynolds, fue generoso, valioso y de calidad. Queremos a continuación destacar algunos puntos de su visión y nuestra conversación:

  • En Colombia sí se pueden hacer cosas, pero cosas pequeñas. Algunos recursos no son necesariamente en dinero sino en espacios y acciones que otros aportan. Hay que ser recursivos y creativos para ser eficientes con los recursos.
  • Para hacer cosas grandes, hay que buscar financiación internacional.
  • El trabajo interdisciplinario es un default, ninguna disciplina tendrá éxito si trabaja sola.
  • El trabajo interinstitucional no tiene discusión, hoy no hay límites en las posibilidades de la colaboración científica y académica.
  • Se pueden hacer cosas interesantes con gran impacto comunicativo, solo hay que usar la creatividad y los recursos existentes.
  • En investigación, la difusión de los procesos, actividades y resultados es clave, hay que contar lo que se hace, visibilizar acciones, porque así no solo nos quedamos con resultados conocidos dentro de la comunidad académica, sino que le demostramos al mundo y hacemos común el pensamiento de, que la ciencia es importante y que hay que invertir en ella si queremos salir del subdesarrollo.
  • En Colombia hay mucho talento y creatividad científica que necesita potenciarse, para que no llegue a una empresa y se pierda en actividades operativas.
  • Estar en Colombia es bueno, no es fácil, pero no es imperativo. Puede que mentes brillantes hagan más por Colombia estando afuera y ayudando a nuestro país, que estando aquí luchando por conseguir recursos.
  • Vale la pena salirse de lo tradicional, no hacer lo que el mundo tiene estandarizado.
  • Compartir el conocimiento y los aprendizajes con los niños y jóvenes, es también una forma de construir y aportar al futuro del país.
  • Una mente activa e inspiradora, es un corazón latiendo.

El Dr. Reynolds tiene un sello y una visión muy particular en cada una de sus respuestas. El trabajo con su equipo de estudiantes es tan enriquecedor para ellos como para él. Él dice que eso de asociar el corazón con los sentimientos y el amor, es más romántico que científico, que es más lógico si fuera con el cerebro, que es el que nos hace humanos. No obstante, su calidez, su espontaneidad, la facilidad con la que siempre enlaza sus respuestas a las juventudes, a la niñez y las nuevas generaciones, ese “amor” y pasión por el corazón, contrastan con ese científico de resultados, que logra las cosas y desarrolla proyectos de impacto, grandes, medianos o pequeños pero todos de impacto, “hacer cosas bonitas” como él le llama.

Jorge Reynolds Pombo, gran científico colombiano con importantísimos méritos y reconocimientos académicos, pero también, un maravilloso ser humano con un gran corazón.

Nuestro reto en RENATA, tal como le expresó nuestra Directora Ejecutiva, Luz Miriam Díaz al Dr. Reynolds y su equipo:

Es ver cómo conectamos el mundo desde estas iniciativas, porque somos una red de educación e investigación. Tenemos unos quehaceres, somos un escenario tecnológico, tenemos repositorios, generamos visualización, identificamos temas y fondos, hay diferentes iniciativas, y también desde nuestra infraestructura tecnológica, que hace cosas cómo correr gran volumen de datos que no se logran correr con un Internet normal. RENATA está hecha para esto, son los académicos, los científicos y los investigadores los que le dan la sentido a la red”.

Gracias Dr. Reynolds por su tiempo y por compartir tantas experiencias, es usted un inspirador para muchas personas en el mundo. Gracias queridos lectores por estar allí y utilizar nuestros canales para conectarse, documentarse e involucrarse en el desarrollo del país.

¡Hasta un próximo #VisionariosRENATA!




#EditorialRENATA: ¡Networking, networking y networking!

¡Hola a todos!

Les cuento que estoy llegando del Global Summit 2018 de Internet2, realizado la semana pasada en San Diego, California, y tengo algunas notas e ideas que compartirles.

Primero que todo, el hecho de estar allá y entender las dinámicas de todas estas redes nacionales del mundo, nos hizo sentir que somos parte de todo un universo académico. Ver cómo desde otras regiones y culturas buscan consolidarse y estar más unidas es una motivación para nosotros. En RENATA ya somos una red muy robusta, y eso propicia la colaboración, la gente se conecta con nosotros y se conecta con miles de instituciones alrededor del mundo.

Estos son algunos de los apuntes que me parecieron interesantes:

  • Las redes académicas son facilitadoras y deben soportar la investigación dentro y entre los campus de las universidades, en un mundo que ha desarrollado capacidades que impactan a cualquier persona o usuario final.
  • Uno de los retos de las redes académicas es la convergencia entre la colaboración académica y la investigación. En Colombia es necesario trabajar y comprometer a los académicos e investigadores para el fortalecimiento de la red.
  • “El ecosistema de las redes de investigación y educación involucra, no sólo el campus de cada institución conectada, sino a las NREN locales, las de otros países, y a los diversos operadores y proveedores de servicios”, Rob Vietzke.
  • Según Daniel A. Reed Ph.D., Vice President for Research and Economic Development at the University of Iowa: Una cultura unida al compromiso, direcciona la innovación. Se necesitan líderes que valoran más a los equipos, participación de los equipos motivados por metas conjuntas, reconocimientos y la búsqueda de nuevas oportunidades para la colaboración.
  • La naturaleza de la investigación científica ha cambiado con el tiempo y el reto de las NREN en el mundo es adaptarse a estos rápidos cambios como mecanismo para generar colaboración.

Haber participado en este encuentro y ver la sinergía de sus investigadores, me ha motivado mucho además porque nosotros tendremos nuestro propio encuentro, TICAL  y el  2.º Encuentro Latinoamericano de eCiencia, del 3 al 5 de septiembre de 2018 en Cartagena de Indias.

Adicionalmente, esta semana estaba leyendo algunos nuevos post para nuestro blog, entre ellos uno de #VisionariosRENATA en el que tuve el placer de participar y fue la entrevista al Dr. Jorge Reynolds Pombo, en la que compartimos su visión y su capacidad de convertir las situaciones en oportunidades para sus proyectos e investigaciones, el hace magia con lo que tiene porque es muy recursivo y muestra resultados.

Hay algo que he visto además en común, no solo en las entrevistas de Visionarios sino también en las conversaciones de #ConRENATAharía  y #ComunidadRENATA, y es que nuestros invitados coinciden en que ante todo, RENATA es una red de personas, y que uno de los roles más importantes que tenemos es el de propiciar el acercamiento entre la comunidad académica y científica interinstitucional, y el de visibilizar el trabajo y el potencial de estas mismas comunidades, porque el potencial de RENATA es el potencial de sus comunidades.

Es mi sentir que hay muchos avances. He visto también proyectos en donde varias universidades trabajan conjuntamente, comparten recursos, intercambian experiencias y publican artículos conjuntos. Pero también es mi sentir que hay mucho por hacer para que, en realidad, se detone el trabajo colaborativo en Colombia.

Necesitamos más networking, estrechar relaciones, crear oportunidades, y aunque los espacios físicos son claves, tenemos una de las mejores redes e infraestructuras tecnológicas del mundo para generar espacios de networking virtuales en RENATA. Invito a todos nuestros miembros y entidades afiliadas a que realicemos unas sesiones de presentación de equipos, actividades y proyectos para que compartamos entre todos, nos enteremos en qué andamos y busquemos puntos en común para trabajar proyectos.

RENATA es de ustedes, RENATA es un patrimonio de los colombianos, en parte somos una red de alta velocidad de fibra óptica instalada alrededor de Colombia, pero también somos una red de personas talentosas, creativas, inteligentes e innovadoras. ¿Qué esperamos para arrancar?

– ¿Recursos? Entren al Colaboratorio a la sección de Fondos y socios.

– ¿Herramientas? Pueden acceder al VC Expresso a través también del Colaboratorio. O si quieren, usen skype, hangouts, whatsapp, o una llamada telefónica. No importa el medio, lo importante es que nos hablemos entre nosotros, romper el hielo, estrecharnos la mano y contarnos en qué andamos.

– ¿Apoyo en formulación de proyectos? Escríbannos directamente porque tenemos un equipo presto para apoyarles en la Gestión de proyectos.

– ¿Espacios de networking? Los esperamos en TICAL e e-Ciencia, participen en las sesiones de #ConociendoaRENATA (hipervínculo a categoría en el blog) que hacemos quincenalmente. Pero además, los invitamos a que nos envíen sus agendas de eventos y actividades para publicarlos en nuestra agenda en el portal, seguro a muchos les interesará participar en los eventos de sus colegas.

– ¿Tiempo? Sí, todos lo necesitamos. Pero somos colombianos, siempre habrá un momento para hacer lo que nos apasiona, ¡así que viva la educación y la investigación en Colombia!

Y para propiciar más estos encuentros virtuales y la visibilidad de esta red de personas, los invito a que nos envíen posts de su autoría para publicar en nuestro Blog RENATA.

Pueden compartir sus proyectos, sus experiencias y anécdotas, sus opiniones, sus ideas, obviamente enmarcado en su quehacer académico o de investigación. El post no debe tener más de tres cuartillas, en letra Arial 12. Envíennos el escrito al correo comunicaciones@renata.edu.co.

Nos vemos la próxima semana con un nuevo #EditorialRENATA, y recuerden, ¡networking, networking, networking!

Luz Miriam Díaz Patigño
Directora Ejecutiva




#EditorialRENATA: ¡Estamos presentes en el #i2summit18!

¡Hola amigos! Esta semana les estoy escribiendo desde San Diego, California, donde estamos participando en el Internet2 Global Summit (#i2summit18), el evento anual más importante que realiza Internet2, la red nacional de investigación y educación de los Estados Unidos.

Mirando un poco de historia, recordamos que Internet tiene sus inicios con ARPANet, aquella red de comunicaciones gubernamental que inició en los años 60 y de la cual también hicieron parte redes académicas integradas principalmente por universidades. Me imagino que este momento fue muy especial para la comunidad académica y científica norteamericana ya que a partir de ello se abrió un inmenso mar de oportunidades para realizar proyectos compartiendo datos, usando un nuevo tipo de tecnología, comunicándose entre sí con mayor velocidad, generando mayor visibilidad e impacto en sus actividades gracias al trabajo colaborativo que estas conexiones les facilitaban. El formar, el crear, el investigar, todo era una nueva experiencia.

Posteriormente se crea el protocolo TCP/IP, el lenguaje HTML y en 1990, Berners-Lee crea el primer cliente web, llamado WorldWideWeb (WWW), y el primer servidor web.

Pues bien, alrededor del 1996, las capacidades de la Internet de aquel entonces fueron sobrepasadas por las necesidades de las universidades, quienes ya hacían proyectos e investigaciones académicas colaborativas, en las que necesitaban transferir datos y llevar a cabo otras actividades que requerían mayor ancho de banda o computadores de alto rendimiento, necesitaban una infraestructura exclusiva por la cual desarrollar sus acciones. Y es por esto que algunas universidades se reunieron, y crearon el proyecto Internet2, cuya primera red física se construye en 1998.

Como pueden ver, Internet2 tiene su origen en las necesidades académicas e investigativas de las universidades de Estados Unidos, instituciones que a partir de su espíritu colaborativo instauraron como visión “transformar la forma en que el mundo trabaja, proporcionando avances e innovaciones que aceleren descubrimientos en la investigación y la educación”

Muchos de los elementos de la historia de Internet2 son muy similares a la historia de RENATA. En Colombia, también se vivió la necesidad, desde las universidades, de crear una red nacional de investigación y educación. RENATA nació por iniciativa de la comunidad académica y científica colombiana, son ellos nuestra razón de ser, y así como lo hace Internet2, nosotros trabajamos día a día, desde nuestro quehacer, para ser el escenario que propicie el desarrollo del conocimiento, la investigación, la educación y la innovación del país.

Este mes cumplimos 11 años, y aquí estamos presentes en la reunión anual de Internet2. Venimos a aprender, a conocer nuevas formas de potenciar el trabajo colaborativo, a conectarnos cada vez más porque aquí están presentes más de 1.000 líderes de las redes nacionales de investigación y educación del mundo. También venimos a compartir nuestros logros, acciones y las apuestas a futuro.

Pronto los estaremos invitando a conectarse a nuestro espacio #ConociendoaRENATA donde compartiré con ustedes cómo nos fue, y qué acciones y aprendizajes traemos para Colombia desde RENATA.

¡Feliz jornada para todos!

Luz Miriam Díaz Patigño
Directora Ejecutiva